Noticias de interés

Propuesta de Directiva europea por la que se crea un impuesto sobre las transacciones financieras.

20/02/2013

La creación de un impuesto europeo aplicable a las transacciones financieras es una propuesta que la Comisión Europea lanzó por primera vez en septiembre de 2011. No obstante, las medidas fiscales sólo pueden aprobarse en Europa si son apoyadas por unanimidad por todos los países miembros, lo que no sucedió en este caso.

Por ello, once países, entre ellos España, han acordado establecer este impuesto, que se aplicará a todas las transacciones financieras en las que al menos una de las partes sea una institución financiera establecida en un Estado Miembro participante.

Para evitar el arbitraje fiscal y la deslocalización de operaciones, el Proyecto incorpora un “principio de emisión”, por el que, si el activo objeto de negociación ha sido emitido en un país participante, la operación quedará gravada también, aunque las instituciones intervinientes estén situadas en terceros países.

De acuerdo con el texto actual, que podría modificarse durante su tramitación, quedarán sujetas al impuesto todas las entidades financieras (entidades de crédito, aseguradoras, empresas de servicios de inversión, gestoras de IIC y de fondos de pensiones, así como las propias IIC y fondos de pensiones, entre otras) cuando realicen operaciones sobre instrumentos financieros (acciones, bonos, derivados e IIC, entre otros).

La cuantía del impuesto será del 0,1% sobre el importe de la operación (si es de contado) o del 0,01% sobre el nocional (si es de derivados).

La iniciativa se va a tramitar con gran celeridad, pues la propuesta prevé que las disposiciones para su transposición estén aprobadas antes del 30 de septiembre de este mismo año, de modo que el impuesto pueda empezar a cobrarse el 1 de enero de 2014.